Critica

Critica: Arte de juzgar de la bondad, verdad,y belleza de las cosas.

jueves, 5 de enero de 2017

Instituto Romero de Cultura de Paz

El objetivo de este documento es proponer la creación de un ente que contribuya a la reconciliación del país, aporte a la a la paz social y la seguridad ciudadana.

Se trata que inspirados en la labor pastoral de Monseñor Romero y en base a un esfuerzo ciudadano se cree, una institución autónoma para trabajar porque en El Salvador cambien los hábitos y actitudes de los salvadoreñas para pasar del odio, la enemistad, la confrontación, la violencia a la reconciliación y la construcción de una cultura de Paz.

La instancia, buscaría integrar su trabajo operativo con otros actores como las alcaldías, las universidades, el Ministerio de Educación y otros organismos que garanticen el impulso de la Reconciliación y de una Cultura de Paz en el País entendida como una serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia y previenen los conflictos tratando de atacar sus causas para solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación entre las personas, los grupos y las naciones[1].

Construir la Cultura de Paz y Reconciliación significa la búsqueda de soluciones a la conflictividad social por medio del dialogo y el consenso, el fortalecimiento del estado de derecho y la institucionalidad democrática, propiciando desde el Estado, a través del ente autónomo la formulación y ejecución de políticas publicas que generen las condiciones que permitan el desarrollo y consolidación de la Cultura de Paz.

La Cultura de Paz y la Reconciliación están fundadas en valores, actitudes, y comportamientos con el fin primordial de valorar y respetar la vida, la dignidad humana, la libertad y la convivencia armónica, la justicia social y el desarrollo humano de la población salvadoreña.                                                        

Marco Legal.

La creación de un ente que fomente la construcción de la Cultura de Paz y Reconciliación se fundamenta en la Constitución Política de la República de El Salvador en el Titulo I La persona humana y los fines del Estado, el Titulo II Los Derechos y Garantías fundamentales de las personas. Los Acuerdos de Paz. Las Declaraciones y Resoluciones de Naciones Unidas que El Salvador a firmado como estado miembro[2].

Objetivo General del Ente Autónomo:

Consejo Romero para la Reconciliación y la Cultura de Paz

Promover, desarrollar y crear valores, actitudes, y comportamientos                                            con el fin primordial de promover la reconciliación y la construcción de la Cultura de Paz contribuyendo a valorar y respetar la vida, la dignidad humana, la libertad, la convivencia armónica, la justicia social y el desarrollo humano de la población salvadoreña.   

Objetivos Específicos    

Promover los valores de la Cultura de Paz y Reconciliación a través del sistema educativo formal, y también a través de procesos de capacitación permanentes en los ámbitos públicos y privados.

Desarrollar principios, estrategias y métodos que coadyuven al cultivo de la personalidad de los estudiantes con miras a educar ciudadanos solidarios y responsables, respetuosos de la dignidad humana y apta para transformar los conflictos y resolverlos en el ámbito de la construcción de una cultura de paz.

Elaborar un proyecto de transformación curricular: desarrollando programas y asignaturas de cultura de paz y Reconciliación, transformación de conflictos y formación ciudadana


Promover y dirigir un amplio programa de elaboración de textos escolares para desarrollar las orientaciones curriculares de las áreas formativas

 Crear alternativas de formación a través de la educación y divulgación
de los valores de la cultura de paz y reconciliación, en un sistema de educación extraescolar y promover programas de educación de adultos en cultura de paz

Gestionar y promover el desarrollo de procesos de transformación curricular en unidades académicas específicas de las universidades del país, a efecto de iniciar

Crear mecanismos de detección temprana de los conflictos que permita identificar, prevenir, abordar y transformar conflictos en su fase inicial, privilegiando el diálogo, la negociación y construcción de consensos y contribuyendo a encaminar su solución a partir de los propios actores involucrados.

                                           
El Centro Romero estará orientado a:

 Garantizar que en todos los niveles del sistema educativo se imparta una cátedra de Cultura de Paz y Reconciliación; la asignatura se impartirá de acuerdo con los valores propios de una cultura de paz, y tendrá contenidos especializados en solución de conflictos, diálogo y negociación 
 Nombrar una comisión que analizará, desde la óptica de la cultura de paz y de mecanismos de resolución de conflictos, los contenidos de los libros de texto y de los programas destinados a todos los niveles de la educación nacional.
 Promover que se implemente de forma sistemática la formación de maestros en educación para la paz
Promover un incremento del conocimiento público y de la enseñanza de la Cultura de Paz y Reconciliación a nivel local y nacional.
 Promover la formación especializada de hombres y mujeres en técnicas de resolución de conflictos, negociación y mediación.
Promover la asignación de estos profesionales en áreas de conflicto para desarrollar tareas de construcción de la paz.

Se gestionaran becas para realizar estudios e investigaciones en materia de Paz y Reconciliación.
Asimismo, promoverá premios a las mejores iniciativas sociales a favor de la paz.
Se promoverá a través de iniciativas de educación, investigación, y  proyección social la  Cultura de Paz y Reconciliación

El Centro Romero deberá:
1. Promover las acciones y actuaciones necesarias para desarrollar los contenidos de la Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz y Reconciliación
2. Promover las acciones y actuaciones necesarias para desarrollar los contenidos de la Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.
3. Promover e implementar planes de educación destinados a la resolución de los conflictos en las escuelas.


  






[1] Ver: Naciones Unidas 1998, Resolución A/52/13

[2]  Declaración sobre la Cultura de Paz Naciones Unidas A/RES/243, 6 de octubre de 1999 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada